Todas las Causas del Resfriado

El resfriado común está causado por un virus. Hay más de 200 virus que causan resfriados, pero el rinovirus y el coronavirus son los más habituales. El virus de la gripe, el influenza virus, también puede causar resfriados, así como el adenovirus. Dichos microbios infectan el sistema respiratorio superior y hay tanta variedad que hace extremadamente ineficaz diseñar cualquier vacunación para el resfriado. 

El virus se transmite a través de pequeñas gotas de saliva que el cuerpo del ser humano expulsa al toser, estornudar, o, incluso, al hablar. Dichas gotas se inhalan directamente o, dado que es lo que menos tiene en cuenta tanto el individuo infectado como sus allegados, mediante un simple apretón de manos. Una vez en la mano, las partículas acabarían penetrando en el conducto nasal al tocarse la persona la boca, la nariz o los ojos.

Una vez en nuestro cuerpo, el virus penetra en las células de las paredes de nuestra garganta y nuestra nariz; y va multiplicándose con gran velocidad. Es importante saber que los síntomas no aparecen hasta los 2 ó 3 días posteriores a la infección y que son un mecanismo de defensa del cuerpo del individuo enfermo. Las toses, estornudos y mocos aparecen para ir expulsando el virus invasor; y la inflamación se produce para activar las células inmunitarias. 

Tras superar el resfriado, el enfermo tiene una inmunidad al virus que le ha afectado, pero como hay tantos tipos de virus la inmunidad es, en cierta parte, limitada, pues la misma persona puede volver a resfriarse con facilidad si es infectada por otro tipo de virus, comenzando así todos los pasos del resfriado una vez más.

En el caso del resfriado, ocurre lo mismo que con la gripe. Como sabrás, el virus que produce esta enfermedad cuenta con diferentes cepas que, para que lo entiendas, se corresponderían con las distintas mutaciones del virus. De ese modo, la famosa gripe A es de una cepa denominada AH1N1; mientras que otros tipos frecuentes son de las AH1N3 y AH1N5. Pues bien, imagina que una persona se vacunara contra la gripe del tipo AH1N1. En ese caso, quedaría inmunizada contra el virus de ese tipo. Pero si tan sólo un día después atacara su cuerpo una de la cepa AH1N3, quedaría infectada de igual forma. 

Con el resfriado ocurre igual. Si una persona ha pasado el que está asociado a un tipo de virus, no volverá a sufrir el de ese tipo concreto. Pero claro, será susceptible de padecer los efectos de los otros 200 existentes en el aire.

comments powered by Disqus